López Molina lanzó su candidatura a Intendente y aseguró: “Vamos a ir con todo contra el delito y las mafias”.

Publicado el jueves 21 de marzo de 2019

Desde el barrio Larrea, donde meses atrás fue baleada la Parroquia María Reina por bandas narco, el dirigente de Cambiemos realizó una conferencia de prensa en la que mostró “firme convicción para combatir la inseguridad en Rosario”.

En una conferencia de prensa realizada en barrio Larrea, el concejal de Cambiemos, Roy López Molina, lanzó oficialmente su candidatura a intendente de la ciudad, con un firme mensaje de compromiso para combatir los elevados índices delictivos que existen actualmente en Rosario y que la han transformado en una de las ciudades más inseguras del país.

“Acá, donde los vecinos viven intranquilos y con miedo porque el Estado ha perdido el control del territorio a manos de bandas narcotraficantes, es el lugar donde voy a seguir estando si tengo la oportunidad de ser intendente”, aseguró López Molina desde la Parroquia María Reina, que meses atrás fue víctima de una potente balacera, luego de que denunciaran en el barrio la incesante violencia y venta de droga.

Ante esta preocupante situación, López Molina dejó en claro que su prioridad, si le toca asumir la gestión municipal, estará enfocada en llevar adelante las políticas públicas necesarias para trabajar junto al Gobierno Provincial y Nacional en la lucha contra la inseguridad y las mafias.

“Muchos se escudan diciendo que el gobierno municipal no puede hacer nada para bajar los altos niveles de delito y dicen que no es su competencia, pero eso es algo que no podemos permitir, porque quien está a cargo de la Intendencia tiene la responsabilidad de trabajar con la Provincia y con la Nación con firmeza, poniendo todo para darle solución a este problema”, recalcó, acompañado de su candidata a concejala, Daniela León.

“La inseguridad y el narcotráfico se han instalado en nuestra ciudad y sin dudas fue por la falta de decisión política para enfrentar ambos problemas. No podemos pensar que quienes no se ocuparon durante los últimos 30 años de resolver estos flagelos van a hacerlo en los próximos cuatro. Porque no sólo no se ocuparon de plantear soluciones, sino que nunca reconocieron el problema”, lamentó López Molina y agregó: “Nosotros no vamos derivar las culpas, sino que vamos a tomar las decisiones que sean necesarias para darle batalla a las mafias y al delito. Vamos a dar todo por Rosario”, exclamó el candidato de Cambiemos.

En ese sentido, el candidato a la Intendencia remarcó que las políticas de control y seguridad deben ser “lo primero” a trabajar porque, sin ello, “todo funciona mal”. “Hay centros de salud que cierran a las tres de la tarde porque tienen miedo y hay colectivos y ambulancias que no entran a determinadas zonas, por ejemplo”, señaló. “Todos vivimos con temor cada vez que salimos de nuestra casa por la falta de presencia de un Estado Municipal que no ha cumplido con sus tareas básicas para mejorar, aunque sea, el espacio público”, aseveró.

“Queremos que Rosario sea una ciudad que se pueda disfrutar, donde los vecinos recuperen la calle que han perdido a manos del narcotráfico mientras el Socialismo sigue sin apoyar la adhesión a la ley nacional de narcomenudeo en la Legislatura Provincial”, manifestó y finalizó: “Queremos una ciudad que garantice la integración de las familias más vulnerables, donde, a partir de la creatividad y la innovación, todos podamos desarrollar nuestro potencial capacitándonos y siendo pioneros en los empleos del futuro”.