“Podríamos estar frente a una asociación ilícita con ropaje de sindicato”

Publicado el jueves 19 de septiembre de 2019

El Concejo aprobó por unanimidad repudiar las amenazas de Beto Riba y un pedido de informe al Ministerio Público de la Acusación (MPA) sobre la cantidad de causas y su estado procesal. Roy López Molina sostuvo que “esto es simplemente la punta del iceberg”. 

El pasado martes se presentaron en el Concejo Municipal un grupo de emprendedoras de la ciudad denunciando al secretario gremial Beto Riba por amenazas, aprietes y por haber recibido una carta documento. “Nos dijeron que si no nos afiliamos a su sindicato, nos iban a hacer una protesta y llevar a juicio; esas fueron las amenazas”, contó Iara, una de las representantes del grupo de emprendedoras, en su exposición frente a los concejales de la comisión de Gobierno.

Teniendo en cuenta esta situación, en el día de la fecha, el edil presentó y logró aprobar por unanimidad un paquete de proyectos que contemplan en principio, un pedido de informe al Ministerio Público de la Acusación (MPA) sobre la cantidad de causas judiciales y el estado procesal de cada una de ellas. Una solicitud para concretar “una reunión con el Fiscal Regional del Ministerio Público de la Acusación de la Segunda Circunscripción de Rosario Dr. Patricio Serjal” a los fines de que informen el detalle de las causas respectivas. Y, además, un repudio del Concejo sobre las amenazas de Beto Riba.

Durante el debate en la sesión del Concejo, Roy López Molina aseguró que “esta no es una discusión del rol del sindicalismo, son todas monotributistas, lo hacen en un lugar privado y habilitado por la ciudad”. Y añadió que “nada tiene que hacer un personaje, diciendo que se tenían que afiliar al sindicado, que tenían que pagar una colaboración y, que sino lo hacían, se iban a enfrentar en la Justicia y que iban a aparecer con bombos en la puerta”.
Al momento de hacer referencia sobre el pedido de informe al MPA, el edil destacó que se sumaron las denuncias de un grupo de feriantes del espacio público, quienes se hicieron presentes y detallaron tener no menos de 15 causas judiciales abiertas vinculadas a la extorsión y amenazas contra Beto Riba.

Al respecto, López Molina agregó que “lamentablemente no son extorcionadores que se amedrenten con una declaración  del Concejo” y ratificó que acompañará esta historia hasta el final. Además sentenció que “esto simplemente es la punta del iceberg y no sabemos dónde termina, inclusive podríamos estar frente a una asociación ilícita con ropaje de sindicato”.