Ampliar los controles para no volver atrás, el planteo del Concejo a Labayru

Publicado el lunes 13 de julio de 2020

En el Concejo evaluaron este lunes junto a la secretaria de Control municipal, Carolina Labayru, las tareas efectuadas en el marco de operativos para el cumplimiento de la cuarentena. Las autoridades legislativas solicitaron a las del Departamento Ejecutivo profundizarlas con el propósito de evitar retroceder con restricciones a la industria o al comercio por nuevos contagios.

“Dentro del trabajo en conjunto que nos propusimos, repasamos las modalidades implementadas durante la cuarentena estricta y la actual fase. Reconocemos el esfuerzo de la Secretaría. Ahora es necesario ampliar las tareas, por eso lo trasladamos y nos pusimos a disposición”, señaló Roy López Molina, vicepresidente primero del cuerpo y titular de la Comisión de Control, Convivencia y Seguridad Ciudadana.

Labayru informó acerca de la identificación de más de 120 personas el fin de semana en eventos por fuera de las medidas para evitar la propagación de la epidemia. “Sin dejar de apelar a la responsabilidad personal, la idea de fortalecer tiene el propósito de evitar brotes descontrolados que provengan de lo clandestino y que nos hagan retroceder”, señaló Roy López Molina.

El presidente del bloque Cambiemos explicó que no sólo es una cuestión de salud sino también para resguardar a sectores clave de la economía. “Después de más de 100 días de aislamiento, dar un paso atrás y obligar a los comerciantes a cerrar es dificultar aún más una situación muy compleja”, amplió.

En ese sentido, López Molina incorporó al diálogo la posibilidad de una reapertura para sectores que aún no pudieron hacerlo como los jardines particulares, tatuadores y la industria del entretenimiento y la nocturnidad. “Con responsabilidad, pero es necesario planificar y avanzar”, definió.

El Código más moderno, en agenda

Las autoridades del Palacio Vasallo y del Departamento Ejecutivo abordaron también la necesidad de no abandonar “la otra agenda”, la que estaba prevista antes de la irrupción del coronavirus. “La pandemia demoró el debate por el nuevo Código de Faltas pero en la Comisión está el compromiso de impulsarlo”, sostuvo López Molina.

“Como presidente tengo interés en avanzar sobre uno más moderno, adaptado a la realidad, que se preocupe por las extorsiones de cuidacoches o limpiavidrios y no por alguien que en verano anda con el torso desnudo por la calle”, concluyó.