López Molina, sobre la emergencia del transporte: “Evitamos la estatización del servicio”

Publicado el jueves 12 de noviembre de 2020

Roy López Molina, presidente del bloque Cambiemos, consideró que la declaración de emergencia del Transporte Urbano de Pasajeros que aprobó este jueves el Concejo Municipal de Rosario “era la última instancia” para sostener el sistema en medio de la pandemia y “evitar la estatización del servicio”, mientras rechazó que haya una delegación de poderes a la Intendencia.

“Que se bajaron pasajeros de las unidades y la profundización de la crisis es innegable, como también que hoy puede haber un horizonte sanitario pero no económico. Lo que generamos entonces es un régimen de excepción porque si no se corren los obstáculos hay un enorme riesgo para las arcas de la Municipalidad de Rosario”, consideró.

“Eso no indica que el Estado deba hacerse cargo del servicio, al contrario. Lo que hacemos es sostener el sistema aún renegociando contratos”, amplió López Molina, para quien “el régimen es la última instancia que tenemos para que la concesión no se vuelva de imposible cumplimiento”.

“Si no salvamos al transporte público de Rosario lo que primero vamos a lograr es la precarización del servicio. Ninguna empresa va a invertir en esas condiciones”, advirtió el titular del bloque opositor. Y agregó: “La derrota definitiva sería que la Municipalidad se tenga que hacer cargo del servicio público de transporte. Nunca estuvo en condiciones, mucho menos ahora”.

Un sistema más realista

Sobre el futuro funcionamiento de los colectivos, dijo que será “de recorridos más sólidos y realistas” porque habrá un rediseño “para un sistema más moderno, que implique tener un transporte más previsible y sustentable económicamente. Y que para los vecinos implique un mejor servicio de colectivos, que sea más puntual, más limpio y más seguro”.

“Precisamente, nosotros llevamos al intendente Pablo Javkin la propuesta de transporte nocturno a demanda, que consiste en una prestación a partir de que los pasajeros pre anuncien su viaje, ajustando los recorridos dentro del horario establecido según lo requerido, asegurando eficacia, eficiencia, calidad y monitoreo directo”, detalló.

López Molina dijo además que “no hay ninguna delegación” hacia el Poder Ejecutivo sino que la declaración “va a permitir que el sistema funcione dentro de las condiciones del pliego”.

En ese sentido, valoró que quedó abierta la posibilidad de concluir la emergencia si los números avalan la recuperación a partir de que los pasajeros totales mensuales del sistema alcancen el 90 por ciento de la cantidad de transportados en octubre de 2019. “Es una buena manera de medir la salud del sistema. Siempre se mide cuando se bajan, ahora será cuando se suban”, concluyó.