José Corral y Roy López Molina impulsan reemplazar los planes sociales por trabajo genuino

Publicado el viernes 13 de agosto de 2021

Los precandidatos a senador y diputado nacional de la lista “Vamos Juntos” de Juntos por el Cambio, José Corral y Roy López Molina, afirmaron que desde el Congreso Nacional impulsarán un paquete de medidas para fomentar la generación de empleo genuino y reemplazar progresivamente los planes sociales. “Hoy tenemos más de 8 millones de personas entre desocupadas, con trabajo en negro o subocupadas, es decir con problemas de empleo. Debemos revertir esa situación para ir hacia una economía virtuosa, dándole una mano al que quiere generar empleo y al que quiere trabajar”, argumentaron los dirigentes santafesinos.

Una de las acciones centrales que proponen es darle impulso al empalme de los planes sociales con el trabajo registrado. José Corral, ex intendente de Santa Fe y cabeza de la lista en la que lo acompaña Astrid Hummel (PRO) para el Senado; y Roy López Molina (PRO) y Lucila Lehmann (Coalición Cívica) en la nómina de precandidatos a diputados nacionales, explicó: “Hay que ir dejando de subsidiar el no trabajo y pasar esos subsidios a nuevos empleos genuinos”.

“Ya hubo propuestas en este sentido, pero a los profesionales de los piquetes, como Juan Grabois, no les sirve que la gente tenga trabajo y por eso ponen trabas a iniciativas con esta finalidad. Este tipo de organizaciones no pueden seguir siendo intermediarios entre el Estado y los beneficiarios de los planes, porque es un modo de tener cautivos o de rehenes a cientos de miles de personas, y en muchos casos, quedarse con dinero y con eso financiar estas estructuras”, indicó el precandidato a senador.

Los integrantes de “Vamos Juntos” recorrieron el barrio Belgrano de Rosario y conversaron con comerciantes. José Corral anticipó que propondrá desde el Congreso “un mecanismo que progresivamente vaya transformando los planes, en empleos formales”. Explicó que tendrá como uno de sus núcleos “las compensaciones de los montos abonados por impuestos al trabajo correspondiente a los nuevos empleados contratados que sean beneficiarios de planes sociales y/o jóvenes, como pago a cuenta del impuesto a los Ingresos Brutos”.

Además, mediante este programa, la iniciativa es “acreditar los montos de planes sociales como pago a cuenta del costo laboral total que tendrá el empleador por incorporarlo a su plantilla”.

Se termina cuando abramos

Roy López Molina, por su parte, sostuvo que “la pérdida de trabajo es pérdida de dignidad y un plan social no es la solución, no dignifica”. Asimismo, destacó que la propuesta “es concreta, posible y de futuro, para que los jóvenes no se vayan y para que los comerciantes puedan volver a abrir, porque como decimos con José (Corral), esto se termina cuando abramos. Y abrir es también acompañar y ayudar a todos aquéllos que la han pasado muy mal”.

“Es un momento para que la política no venga a pedir el voto sino a dar respuestas, a poner el cuerpo e ideas. Compartimos la angustia y preocupación de los padres que reciben de sus hijos el deseo de irse a vivir afuera o que no pudieron mandarlos a la escuela, y la preocupación de aquél que tuvo que cerrar su negocio o despedir empleados. El motor tiene que estar en el trabajo, en cuidar a la clase media tan golpeada y postergada”, agregó el dirigente rosarino.

Educación

Sobre el paquete de medidas en particular, Roy López Molina hizo hincapié en la necesidad de capacitar a los jóvenes y ayudarlos a que terminen el camino educativo, para salir al mercado laboral en las mejores condiciones posibles.

“Para eso, en nuestra propuesta integral, hablamos de llevar adelante en todo el país la experiencia que desarrolló José (Corral) en la ciudad de Santa Fe con las Escuelas de Trabajo, que permitieron que miles de jóvenes desarrollaran capacidades y en muchos casos, obtengan su primer empleo”, señaló el concejal rosarino y ex candidato a intendente.

Los dirigentes recordaron que existen programas nacionales con similares intenciones pero indicaron que no funcionan a los fines de conducir a los beneficiarios hacia el empleo registrado. “Por eso hay que acompañar y facilitar el acceso al primer empleo y la terminalidad educativa, un déficit que ya era alto antes de la pandemia y que hoy llega a números que son pavorosos”, concluyeron José Corral y Roy López Molina.