“Juntos por el Cambio debe ponerle límites al autoritarismo y a la agenda de Cristina”

Publicado el lunes 12 de abril de 2021

Para el referente de Juntos por el Cambio en Santa Fe, Roy López Molina, concejal de la ciudad de Rosario, el espacio debe crecer como alternativa en la Argentina “para poner límites al autoritarismo y a la agenda de Cristina Kirchner”. En este contexto, aseguró que en la provincia falta dirigentes con pasión y fundamentalmente “conducción política”.

En su visita a Arequito en el Departamento Caseros, y al ser consultado por los medios sobre la construcción partidaria rumbo a las PASO y las generales 2021, dijo que “el gran desafío es encontrar en este clima de tanta angustia y de tanta frustración una respuesta política profundamente humana, realista y pragmática para intentar la búsqueda de soluciones a una pandemia que puso a la Argentina no solo en una crisis sanitaria sino también económica”.

“En este contexto de incertidumbre es imperioso que los argentinos puedan dialogar para poder ponerse de acuerdo, aunque el escenario de coyuntura política populista intente identificar al diálogo cómo una debilidad en lugar de cómo una virtud”, sostuvo el dirigente.

“Estamos en un momento de crisis de representatividad que se va a resolver por dentro del sistema y no por afuera porque cuando se resuelve por afuera los costos son altísimos. Debemos apoyarnos en las instituciones que ayuden a reducir la incertidumbre, la frustración y las zozobras”, agregó el ex diputado provincial y actual vicepresidente del Concejo Municipal.

La conducción interna

Según López Molina, “ya no existen los aparatos en política y aquellos que crean que cuentan con aparatos para ganar elecciones probablemente serán derrotados”. Al respecto, dijo que “el gran ejemplo fue Mauricio Macri en el 2015, porque nadie hubiese pensado que una fuerza que había nacido una década atrás sin contar con una gran estructura pudiera ganar la provincia de Buenos Aires, las principales ciudades y un gobierno nacional”.

“En Juntos por el Cambio debemos construir una realidad alejada de eso, de los aparatos. Porque lo que nos ha faltado en Santa Fe es producto de la indiferencia y un camino interno donde ha faltado volúmen generado a partir dirigentes que vivan la política con pasión, vocación de servicio y conocimientos. Que también puedan encauzar en el mensaje un sentimiento de empatía con la ciudadanía santafesina. En definitiva, lo que le ha faltado a Juntos por el Cambio en Santa Fe es conducción política”, disparó.

“Es tanta la dispersión que muchas veces el que tiene que decidir privilegia el corto plazo o el interés personal sobre el interés de las mayorías. Es un contexto donde parece que cualquiera puede ser dirigente político generando hashtags o trending topics a través de las redes sociales. Por eso hay que tener la capacidad de encontrar la paz en el ruido de tanta información. No es una tarea fácil pero es fundamental llevarla adelante”, analizó.

“No hay que caer en la estrategia más fácil de mostrarse como un duro porque no te lleva a ningún lado. Los valientes son los que se animan en este contexto a buscar coincidencias, no a profundizar diferencias. Eso no significa que el rol opositor no tenga la capacidad de poner límites”, definió el actual concejal, que fue candidato a intendente en 2019 tras ser el dirigente más votado en Rosario en todos los barrios en 2017.

El escenario nacional

Sobre el panorama nacional, el presidente del bloque Cambiemos en Rosario considera que “el escenario va estar polarizado porque en el 2021 empezamos a decidir lo que vamos hacer en el 2023 a partir de reconfigurar los equilibrios parlamentarios. Hay que poner claros límites al autoritarismo y a la agenda del kirchnerismo que terminó siendo lo que muchos dijimos que iba a ser: la agenda de la vicepresidenta”.

Para concluir, dijo que hay hay dos opciones y enumeró: “Los que consideran que la Argentina necesita del asistencialismo, de un sector privado debilitado y de un estado vegetativo que no da ningún tipo de respuestas y, los que creemos que la salida tiene que ser por la libertad, por la democracia, por la República y la iniciativa privada, con esfuerzo, con honestidad y con ética pública. Es lo que define tanto al Frente de Todos como a Juntos por el Cambio y no hay otra discusión que no sea esa, por lo que a nuestro espacio lo pone en un lugar de expectativa y de responsabilidad”.