Seguridad: coordinan acciones metropolitanas entre legisladores de toda la región

Publicado el lunes 28 de septiembre de 2020

Concejales de Rosario y localidades limítrofes se reunieron en la Comisión de Control, Convivencia y Seguridad Ciudadana del cuerpo de la ciudad cabecera del Departamento, y acordaron avanzar con un plan de seguridad metropolitana abordado con acciones desde los espacios legislativos para elevar a los intendentes de toda la zona.

“Permanentemente en una u otra localidad aparecen personas que cruzan los límites y cometen delitos. No hacer un abordaje integral y conjunto es una debilidad para el sistema”, evaluó el titular de la comisión y vicepresidente primero del Concejo de Rosario, Roy López Molina, que contó que analizaron “el estado de situación en materia de seguridad y convivencia ciudadana, con especial preocupación por los más de 150 asesinatos en el Departamento, que son un indicador de la violencia”.

Del primer encuentro participaron, además de los ediles rosarinos, Carlos Olmedo en su carácter de presidente del Concejo Municipal de Funes; el titular de Gobierno y Seguridad del cuerpo de Granadero Baigorria, Javier Minetti; por el Concejo de Pérez su presidente Mauro Rojas y los ediles Federico Jolly, Favio Schiaretti y Martín Beas; y por el Concejo Deliberante de Villa Gobernador Gálvez su vicepresidenta Cristina Cuevas y los ediles Diego Garavano y Javier Pascale.

“No tiene antecedentes que sean los concejos los que se convoquen para dar propuestas a los intendentes”, ponderó López Molina.

El presidente del bloque Cambiemos en Rosario solicitó coordinar los sistemas de videovigilancia y 911 y la realización conjunta entre fuerzas provinciales y federales de controles en los límites entre los municipios, como así también el abordaje de picadas clandestinas.

“Uno de los tantos ejemplos tiene que ver con las picadas clandestinas que se dan en la cabecera del puente a Victoria en el límite entre Rosario y Granadero Baigorria, o que el 11 de septiembre, en una presunta prueba de velocidad ilegal en el parque Scalabrini Ortiz, murió un joven motociclista de Funes”, reflejó.

“A continuación mataron en Granadero Baigorria al barra Coto Medrano, que ese día adquirió dólares en negro en una financiera del microcentro de Rosario. Son hechos concretos que demuestran que así como las ciudades están conectadas por el transporte o el trabajo, sucede lo mismo con las actividades no permitidas que un municipio moderno e inteligente puede prevenir o combatir”, amplió López Molina.

Más adelante, los ediles plantearon la necesidad de mitigar el impacto de los hechos de inseguridad y los casos de lesiones graves, que entre otras cosas llevan a ocupar camas críticas en medio de la pandemia. Para eso proponen acuerdos con la ANMaC y la provincia de Santa Fe para el desarme de la población civil.

“Todas las cifras oficiales de años anteriores e incluidas las de este 2020 nos muestran objetivamente que la mayor parte de las víctimas de ataques por conflictos personales o territoriales son jóvenes de entre 18 y 24 años. Es imprescindible un abordaje social, educativo o de oportunidades también para alejarlos de la violencia”, concluyó López Molina.