“Lo que está en marcha es el golpe institucional de las mafias escondidas en la policía de Santa Fe”.

Publicado el viernes 14 de febrero de 2020

Así se refirió el Concejal Roy López Molina respecto a la crisis de violencia que sacude a Rosario y señaló: “Hay que salir del laberinto de las explicaciones inútiles. Lo que está en marcha es el golpe institucional de las mafias internas dentro de la policía de Santa Fe”.

“Ya no hay adjetivos para describir la crisis de violencia en Rosario. Mucho menos, para acercarse al dolor de las familias de las víctimas”, sostuvo el edil y remarcó “debemos reconocer que las mafias policiales, crecidas al calor del narcotráfico, la corrupción y el autogobierno, explican el 80% de lo que vivimos hoy en día los rosarinos”.

“Bandas estructuralmente deficientes, que en otro lugar no durarían 2 minutos en ser desarmadas, en Rosario aterrorizan barrios enteros ¿Por qué? Es  Sencillo, acá hay una mafia policial  que administra las barreras de contención de la violencia. Cuando quiere generar caos, sólo tiene que bajar los brazos para liberar territorios y dejar que la violencia fluya”, aseguró López Molina.

El diagnóstico expuesto por el edil, tiene similitudes al análisis del oficialismo provincial, quienes habían señalado como responsable, de la ola de inseguridad, a la connivencia policial con el delito. Sin embargo, el Concejal y Vicepresidente primero del Concejo marcó sus diferencias ideológicas y manifestó: “Esto no es eximente de responsabilidad. Ni del desastre que durante 12 años hicieron los que se fueron, ni de los que están desde diciembre y tuvieron 6 meses para prevenir estos hechos y no hicieron nada. Ambos se muestran incapaces a la hora de conducir  esta corporación policial que  sigue creciendo debido a su autogobierno”.

En ese sentido Roy aclaró que: “A pesar de no reconocerle ningún mérito a Sain. Sí estos intentos de desestabilización llegarán a desencadenar en su renuncia sería un fracaso para las instituciones democráticas y una victoria para las mafias que administran el delito en Rosario”.

“Más allá de las visiones de cada sector, tenemos que saber que si continuamos errando en el diagnóstico y no se logra una transformación real y profunda sobre  la institución policial en Santa Fe y se jerarquiza esta herramienta, toda política de seguridad estará destinada al fracaso”. “Si no extirpamos ese tumor no hay política de seguridad que prospere”, finalizó.