“Me gustaría ser parte de un Juntos por el Cambio distinto”

Publicado el lunes 1 de febrero de 2021

El dirigente de Cambiemos Roy López Molina, referente en Rosario, propuso avanzar hacia una apertura del espacio “en base a la defensa de la democracia y la libertad” y “lejos” del socialismo representado por Miguel Lifschitz.

“A Juntos por el Cambio hay que ampliarlo en base a la defensa de la república, la democracia y la libertad: al movimiento celeste, la diputada Amalia Granata y sectores liberales. También tenemos que saber con quiénes no podemos ir”, dijo el ex diputado provincial, aliado de José Corral -dos veces intendente de Santa Fe-.

En ese sentido, el dirigente agregó: “Lifschitz tiene terminales en distintos espacios políticos –denunció– y la terminal que tiene en el PRO es Federico Angelini, en una suerte de doble agente que siempre termina intentando entregar al PRO o Juntos al Cambio al interés promovido por la abstinencia de poder del socialismo de Miguel Lifschitz”.

En declaraciones a los medios, el actual vicepresidente del Concejo Municipal de Rosario planteó que “la dirigencia política, la dirigencia empresarial, la justicia, y los fiscales en Santa Fe se pueden dividir de miles de formas”, pero aclaró: “Una tiene que ver con la supervivencia: aquellos que queremos combatir a las mafias y aquellos que son cómplices o quieren sostener el statu quo”.

“Hay connivencia entre la política, la justicia y la policía para dejar hacer y que prosperen negocios que solamente se pueden sostener con violencia. Si no fuese por ese vetusto artículo del Código Procesal Penal, un senador provincial como (Armando) Traferri debería estar detenido”, dijo Roy López Molina.

“Me gustaría ser parte de un Juntos por el Cambio distinto en la provincia de Santa Fe. A pesar de que el presente es de mucha angustia, quienes tengamos la capacidad de saber leer los matices (se podrá) construir un espacio de oposición que pueda ser opción en 2023”, concluyó el dirigente rosarino.