Piden no equiparar a los repartidores por apps con la cadetería tradicional

Publicado el jueves 3 de septiembre de 2020

El vicepresidente primero del Concejo Municipal de Rosario, Roy López Molina, rechazó la regulación que intenta equiparar a los repartidores a través de aplicaciones con el servicio de cadetería tradicional y su sindicalización compulsiva, pidió no poner en riesgo a las fuentes y respetar la autonomía de los trabajadores, una característica del sector.

Fue mientras el cuerpo legislativo se aboca a tratar los proyectos de ordenanza presentados por distintas fuerzas y tras una movilización de los propios repartidores, esta semana, al Palacio Vasallo.

“Son trabajadores autónomos, que cobran puntualmente cada 15 días y que se activan o desactivan de las plataformas libre y voluntariamente. Asimilarlos a las cadeterías tradicionales es un error”, argumentó el presidente del bloque Cambiemos.

“Son muchos los repartidores que trabajan a través de apps de delivery que están conformes con el funcionamiento del sistema, y son muchos los vecinos que utilizan esas plataformas. Toda nueva legislación debe respetar las características de esta actividad”, expresó el edil.

Entre ellas, pidió “mantener la autonomía para evitar poner en riesgo a las fuentes laborales en un contexto complejo para todos los sectores” y no descartó incluir en el debate un proyecto que así lo contemple.

En diálogo con los medios, el concejal de Cambiemos remarcó además que “exigir en el año 2020 un local físico obligatorio para poder funcionar sólo suma costos y ninguna solución”.

“Una decisión equivocada puede dar lugar a una mayor pérdida de empleos o desaparición de esta modalidad. Debemos debatir pensando en el futuro, en las ventajas de la economía eventual y reconociendo el impacto positivo de la tecnología en la vida de todos los rosarinos”, concluyó López Molina.