Quién soy

Si me necesitas, no dudes en escribirme.

Hola!.

Soy Rodrigo López Molina. Por la forma en la que me empezaron a decir desde muy chico y permanece, todos me conocen como Roy. O casi todos. Sol, mi hija de tres años, me dice Papá.

Vivo en la ciudad de Rosario, en la que nací en julio de 1985 y en la que tengo el orgullo y la responsabilidad ser concejal y presidente por el bloque Cambiemos y vicepresidente primero del cuerpo legislativo de la ciudad.

Junio de 1987. En el Sanatorio de la Mujer, el día que nació mi hermana.

Realicé mis estudios primarios y secundarios en el Colegio Sagrado Corazón. Guardo con estima una medalla que me entregaron cuando terminó quinto año, después del viaje a Bariloche. “Aquí empecé y aquí terminé”, dice. Y es así. Entré en jardín y aún me reúno con mis amigos “de toda la vida”.

Me gradué como abogado y escribano en la Universidad Católica Argentina (UCA) y cursé una Maestría en Derecho y Economía en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires (UBA), por la que me faltan un par de materias y la tesis. ¡En eso estoy!.

La política me gustó desde siempre. Pero a mi vocación la empecé a desarrollar durante mi adolescencia, en la que por intermedio del colegio y junto a mis compañeros participé de grupos pastorales y de voluntariados en barriadas humildes de Rosario. Varios veranos postergamos las vacaciones “clásicas” por misiones en Santiago del Estero.

Enero de 2005. Visita en la ciudad de El Mojón, al norte de Santiago del Estero.

Estas experiencias me dejaron una marca indeleble y me convencí de que la única forma de transformar la realidad era involucrándome. Fui parte de un primer grupo que en Rosario participó de la propuesta Recrear, que después se transformó en el PRO, espacio del que fui secretario general en Santa Fe.

Con 26 años me senté por primera vez como concejal en una banca. Después fui electo diputado provincial, cargo que ocupé hasta 2017, cuando encabecé por Cambiemos a la lista más votada en Rosario y volví al Palacio Vasallo, sede del órgano legislativo y de control de la Municipalidad. En 2019 fui por primera vez candidato a intendente.

Impulsé e impulso la lucha contra las mafias desde el freno al boliche Esperanto, que intentó instalarse en pleno centro como una operación de lavado de activos provenientes del narcotráfico.

Marzo de 2018. Con sol, cuando daba sus primeros pasos.

Hoy presido la Comisión de Control, Convivencia y Seguridad y tengo una obsesión porque los rosarinos recuperen el espacio público. Hay que terminar, por ejemplo, con las extorsiones de los cuidacoches y trabajar junto a los clubes para erradicar las pintadas vandálicas, que tanto cuestan reparar, entre otros temas.

Quiero también un Distrito Administrativo de Gestión Ambiental de las Islas del Rosario, crear una agencia de Protección Animal y promover herramientas e favor de la eficacia y eficiencia del Transporte Urbano de Pasajeros.

Tengo mandato hasta diciembre de 2021 y voy a trabajar por una ciudad en la que podamos vivir seguros, en la que cada persona pueda tener un proyecto de vida y oportunidades para desarrollar su capacidad productiva e innovadora. También, por fomentar una dirigencia política que promueva la transparencia y que priorice lo que los une por sobre lo que nos diferencia.

Probando

Mayo de 2019. Conversando con vecinos y vecinas, con quienes tengo mi compromiso.

Los rosarinos podemos y merecemos vivir mejor. Por eso pienso en la ciudad que quiero dejarle a mi hija pero con la urgencia para que la disfrute mi mamá.

Como dice mi estado de WhatsApp, “si me necesitas, no dudes en escribirme”.

Un abrazo, Roy.

Actualizado el Viernes 26 de junio de 2020